domingo, 10 de julio de 2016

Asamblea Ciudadana de Podemos Extremadura. O ciudadanización de la democracia o aparatismo burocrático

Por Javier Caso Iglesias | Analista Político

En las últimas entrevistas concedidas Juan Carlos Monedero lo ha dicho alto y claro, esperemos que Pablo Iglesias, Ínigo Errejón, Carolina Bescansa y Pablo Echenique lo entiendan:
1.- En la reflexión acerca del millón de votos, tenemos que preguntarnos qué hemos hecho mal, no qué nos ha quitado votos.
2.- La lógica partidista sacrifica los vagones para primar la locomotora, algo que se me hacía cercano a la vieja política y que todavía puede estar escondido en algunos rincones de la organización.
3.- Estamos en una crisis civilizatoria, pues cambia el mundo del trabajo, los flujos migratorios, el envejecimiento, cambia nuestra vida cotidiana y si cambia todo esto, es evidente que la ciudadanía tiene que enfrentar los contornos de un nuevo contrato social. Y eso es algo que ninguna vanguardia va a solventar.
4.- Unidos Podemos tiene que ser un partido de nuevo tipo, donde existan nuevas formas de militancia diferentes de las tradicionales, que te permitan entrar y salir, y que trasladen la condición líquida de la sociedad a los partidos.
5.- Hay quién prefiere quedarse en la inconmovible certeza de su lectura antes que atreverse a la incertidumbre de entrar en sitios inexplorados. Unidos Podemos ha avanzado hacia posiciones muy novedosas, eso no quita que siga habiendo dos almas, una como muleta del PSOE y otra dispuesta a entender que los partidos son herramientas para conseguir la emancipación, que lo importante es el para qué y que el cómo es instrumental. Se está haciendo ese viaje y tenemos que hacerlo. En todo caso, las fricciones entre Podemos e IU se disuelven construyendo un frente amplio en el que estén Equo, las Mareas, En Comú Podem, etc., en el que cada cual tenga su identidad particular, pero al mismo tiempo todos vayamos en la dirección correcta.
6.- Siempre va a haber gente que, como en los viejos partidos, construya oligarquías o leyes de hierro, por lo que es bueno que se rote. Hay que mirar en muchos sitios y ensayar.

En Extremadura comenzamos a avanzar en ese sentido, el primer paso ha sido activar el procedimiento de consulta sobre la Convocatoria de una Asamblea Ciudadana. Pues, como se afirma por parte de un número importante de Círculos de Podemos en la región, cito literalmente, "teniendo en cuenta que durante este tiempo político que consta de dos años hemos estado inmersos en numerosos procesos electorales, y debido al ritmo acelerado el cual nos han impedido que desarrollásemos una Asamblea Ciudadana; y dado que este ritmo tras el 26J ha cambiado, ahora es el momento apropiado para hacer la primera Asamblea Ciudadana en Extremadura. Donde tanto inscritos como activistas hablemos del camino recorrido hasta ahora, de líneas políticas y de trabajo futuro que debemos marcarnos para seguir caminando por el cambio de Extremadura, donde los Círculos seamos partícipes activos de este cambio con nuestro empoderamiento que al menos a fecha de hoy no es tangible".

Por mi parte opinio que recabar apoyos de inscritos puede ser una actividad interesante -y complementaria a esta que comienzan a llevar a cabo los Círculos de Podemos en Extremadura- a realizar por parte de los Grupos de Opinión de Podemos que se están conformando en la región. Esta tarea puede servir también para sondear la opinión de los inscritos sobre la necesidad de ir planteando con claridad el tipo de organización que queremos y nuestra posición política clara.

Mi criterio ya lo conocéis y coincide bastante con el de Juan Carlos Monedero, pienso que frente al partido de tipo clásico y populista por el que han apostado y apuestan los denominados "Equipos CQP" (Claro que Podemos), nosotros hemos de trabajar por una estructura política que ciudadanice la democracia y empodere a los/as incritos/as y a la gente frente al aparatismo burocrático y excluyente que han promovido los Equipos CQP.

Unidos Podemos ha de ser como el sujeto del devenir que, en su día, definió Aristóteles, una organización en avance de forma permanente e inexorable hacia el desarrollo inherente de todas las potencialidades que le son propias (a sus inscritos y a la ciudadanía en general); Al igual que la semilla que tiende a ser planta, o el embrión que tiende a ser organismo. Y, a este fin, debe estar puesta toda la organización, en especial sus órganos de gestión que deben de dejar de ser aparatos burocráticos y excluyentes como hasta ahora.

¿Qué os parece a vosotros?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada